EL CONTACTO CALMA

Reconocer con mis manos mi cuerpo…

Tocarme, masajearme,
acariciarme el pelo…

Volver al cuerpo
me ayuda a anclarme en el Ahora
y salir un poco del mambo mental…

El contacto puede ser real o simbólico
(para el inconsciente real o imaginado es lo mismo)
así que me nutro de diferentes tipos de contactos….

Todo lo que para mí signifique ese abrazo de «la madre»
(no necesariamente de Mi madre,
digo la gran madre como arquetipo),
lo que me conecte con la calidez, una sopa,
una manta encima mis hombros,
una bolsa de agua caliente en la barriga
(si, soy de las que usa bolsa de agua caliente) 🤶)
un baño de inmersión,
aceites «terrales» sobre mi piel, la batata,
el té chai y el cacao de verdad….

Atender mi necesidad de contacto
de forma cotidiana es fundamental…

Tomar contacto con mi cuerpo
me ayuda a identificar cómo estoy
en este momento,
y así puedo darme lo que necesito…

Sea una caricia suave en mi rostro
o unos apretones fuertes
en mis piernas o brazos,
un automasaje con rulo o
ese jersey viejo tan cómodo….
el contacto me calma…

{el contacto con otro es para un capítulo aparte,
aunque si siento que, cuánto más me sé nutrir a mi misma el
encuentro con un otro es más rico y menos demandante}

Con amor 🛀

Karina🔥

Etiquetas: , , , , , , , ,

Leave a Reply